La denuncia de ilícitos marca el rumbo de una sociedad mejor

Denuncia al acto en Ensenada

Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago

Entre las nevadas calles de Praga un escritor plasmó como nadie los padeceres del ciudadano ante los abusos de poder. Sufría por su frágil salud, su autoritario padre, el creciente antisemitismo como clima previo al ascenso de Hitler y la dureza del entorno del ghetto, pero de todos modos, los enormes ojos de Franz mostraron el estupor de los productores de cultura en la Europa de las interminables guerras.

Alemania se sumergía de lleno en la primera guerra mundial y durante las soleadas siestas de Berlín, incansablemente se sucedían los escritos sobre el aparato de la burocracia y sus laberintos, como el breve relato escrito en 1915, “Ante la ley”, que representa la imposibilidad del acceso a la Justicia, el destrato de los burócratas al ciudadano y la mansa expectativa que los somete.

Guerra tras guerra, como muchos europeos jalonó su vida la pérdida de seres queridos. Perdió a sus hermanos (dos murieron en su infancia y tres en campos de concentración), perdió sus bienes, arrebatados por el gobierno totalitario alemán, pero nadie pudo callar la voz de Kafka, que trascendió su propia vida.

Esta pequeña historia de un gran escritor muestra las marcas del totalitarismo no solamente en la vida que se degrada en mera supervivencia, sino en la cultura de un continente entero, que se pierde entre ruinas, despojos y cadáveres. O bien entre Claps, infectaduras, relatos, despojos y cadáveres.

Arrebato tras arrebato las libertades y los derechos son esquilmados para poder robar mejor, o por el afán y la locura de un dictador, por los engranajes del poder y la megalomanía como esencia del absolutismo.

En ese escenario, las personas que buscan Justicia se vuelven imprescindibles. Marcan rumbo y marcan límites, fuerzan al sistema a actuar y ratifican activamente el rol del poder Judicial como proveedor de Justicia Justa, a tiempo y de calidad institucional.
Insobornable, imparable y laborioso a tiempo completo, el grupo de referentes de Republicanos Unidos suma a Yamil Santoro, Marina Kienast, Rodrigo Forlenza, Javier Romano, Juan Martín Fazio, Sebastián Pascual, Juan Pablo Pane, Pablo Abdón Torres Barthe y Lautaro Massimino entre otros dirigentes dispuestos a no dejar que la impunidad nos gane, la apatía de la sociedad se vuelva costumbre (como en los cuentos y novelas kafkianas) y la injusticia se naturalice.

La denuncia penal más reciente fue realizada el 6 de mayo, “contra el Señor Presidente de la Nación Argentina Alberto Fernández por reiteradas violaciones a las normas dispuestas en el marco de la declaración de pandemia de la Organización Mundial de la Salud, la Emergencia Sanitaria dispuesta por la Ley N° 27.541, ampliada por el Decreto N° 260/20 y prorrogada por Decreto N° 167/21 hasta el 31 de diciembre de 2021; las medidas de restricción tomadas por el Decreto Nº 287/2021 y su respectiva adhesión por la Provincia de Buenos Aires (Conf. Decreto 270/2021), teniendo en cuenta el acto de inauguración de viviendas en construcción celebrado en Ensenada el 05 de Mayo de 2021, en las que las fotografías y registros audiovisuales publicados en todos los medios de comunicación y cuentas personales de redes sociales las que me afectan por tratarse de conductas contrarias a la Salud Pública” afirma el documento.

Según se transmitió por cadena nacional el representante del Poder Ejecutivo Nacional, la Presidente del Senado de la Nación Argentina, el Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires fueron algunas de las figuras que se mostraron en la inauguración de viviendas sin terminar en la localidad de Ensenada. Al finalizar el acto partidario se fotografiaron tomando acciones contrarias a las medidas de prevención por el COVID-19, como lo es el distanciamiento social, tanto dentro del acto partidario como afuera del mismo donde había enormes cantidades de gente hacinada”, precisa el escrito presentado.

Luego de plantear el encuadre legal respectivo (la misma Constitución, convenciones, pactos y declaraciones internacionales, entre otros), los denunciantes solicitan “se investigue si la conducta del Sr. Presidente Fernández encuadra dentro del Artículo 205 CP en cuanto a la conducta deliberada, intencional y dolosa sobre la violación de medidas sanitarias dispuestas por él mismo para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. Parecería una tragicomedia, pero mientras haya compatriotas sufriendo, no será una quijotada la defensa de los derechos de los argentinos.

El Art. 205 del CP tiene una indudable claridad cuando reprime la VIOLACION DE MEDIDAS PARA IMPEDIR UNA EPIDEMIA. La disposición proviene a la letra del Proyecto de 1891 (Art. 243), que reprodujo el de 1906 bajo el título Violación de medidas antiepidémicas (Art.222). En la Exposición de motivos del primero de estos proyectos se dice: El Código, en el Artículo 299, reprime a los que violaren la cuarentena. La misma razón existe para reprimir a todos los que violaren cualesquiera medidas sanitarias destinadas a impedir la introducción o propagación de una epidemia”, detalla.

En este párrafo, la denuncia especifica y detalla artículos del Código Penal, el mismo que Fernández se vanagloria de enseñar. A pesar de lo cual “Fue el mismo Excmo. Sr. Presidente de la Nación, quien en referencia al caso del ciudadano llegado de Estados Unidos que golpeó a un guardia en Vicente López, en conferencia de prensa expresó que sería inflexible en el cumplimiento de la ley, perseguiría penalmente a los trasgresores y llamó a ser solidarios con el prójimo cumpliendo con las medidas sanitarias”. Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago.

Es inaceptable que el más importante representante de la Nación Argentina, quien por otro lado fue quien públicamente impulsó la toma de medidas sanitarias e incluso firmó el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020 de “Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”, viole pública y abiertamente -e incite a otros a violar- las disposiciones sanitarias impuestas a toda la población nacional, llegando al extremo de fotografiarse en flagrancia cometiendo los actos anteriormente mencionados” asevera el escrito, que adjunta las notas periodísticas enumeradas a continuación.

Infobae: “El encuentro del kirchnerismo en Ensenada: un acto en clave electoral que buscó dejar atrás las internas oficialistas”.

El Diario Ar: “Alberto Fernández volvió a mostrarse junto a Cristina Kirchner: “Miren esta foto, esta es nuestra unidad«.

La Capital “Fuertes críticas a la «foto de la unidad» de Alberto y Cristina sin distanciamiento social

La Nación “Postal de unidad: lo que no se vio del acto de Alberto Fernández y Cristina Kirchner

Acerca del Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *